top of page

Un acercamiento a la colección «Pulsaciones» por Marx Espinoza Soriano*

Actualizado: 5 jul 2023



*Texto leído en la presentación de la colección "Pulsaciones"

realizada en junio de 2023 en el marco de realización

de la Feria del Libro de Huancayo.


A Víctor Raúl Ladera Prieto (Jauja 1932, Huancayo 2023).


Desde la mañana que terminé de esbozar las ideas que hoy expongo, un presagio me acompañó por el resto del día, una trémula sensación de satisfacción y esperanza. Un fulgor, un asidero: dentro de los diversos procesos culturales, la literatura es una sola y la poesía es buena o no es poesía. En estos tiempos en que el canon poético centralista se debate entre el cosmopolitismo segregacionista y el regionalismo autoexcluyente, desde los andes centrales cuestionamos el sesgo de «literatura regional». Este es el escenario que los criticones culturosos y su miopía no pueden aceptar y mucho menos resistir.


Hoy con una mirada renovada, podemos constatar que existen convergencias permanentes, innegables PULSACIONES que al irrumpir como esfuerzo colectivo afirman la validez de las pluralidades de propuestas en legítima efervescencia y consolidación, una polifonía de voces que invitan a repasar la poliédrica realidad peruana en pos de identidad.


Confronta los ideales y los sentimientos del lector: hay un plano orgánico en esta colección, equiparada a los seres vivos. Se trata de una colección cuyo denominador común es la madurez de los trabajos. Esta colección no se emparenta con abstracciones puramente intelectuales, sino que recurre a la experiencia que a su vez arroja vasto conocimiento sobre diversas realidades y contextos. Lejos de avalar el discurso hegemónico, esta pléyade de voces, es tributaria de una serie de referentes y tradiciones, llegando a la legítima ruptura, donde cada propuesta interactúa y se enriquece.


I. LA ANGUSTIA ERA UNA FLOR CARNÍVORA (Antología personal) de Patricia Colchado


Conocí la poesía de Patricia Colchado el año 2009, cuando su padre (Oscar Colchado) visitó Huancayo y me entregó el poemario “Blumen” (2005). Patricia ya radicaba en Alemania, pero en el acto me impresionaron la belleza y brevedad de los poemas. Cual pétalos cuidadosamente colectados, cada poema destila un aroma diferente. Una delicada y poderosa filigrana donde los títulos (nombres de flores) están al final, en clara incitación al lector. Emana el zumo de corte amoroso y erótico, que extasía los sentidos. Son esencias, texturas, imágenes y ritmos que capturan desde el magistral tratamiento del deseo sensual, la calibración y develamiento de las distancias y encuentros. Acertadamente entrelaza poesía erótica a nivel sugerido en intenso asedio a la intimidad de la hablante-actante y sus pasiones. El resultado es un logrado ecosistema lírico. Reitero: la brevedad dota de un hálito de perfección y delicadeza poética.


De otro lado tenemos poesía Tanática. “Ningunlado” 2021, encarna la denuncia social que nos crispa las venas. Las voces “narran” la tribulación y la angustia, la furia y los disparos, el desarraigo, la muerte o la incertidumbre de no encontrar cuerpos ni hogares, el temor, la desolación… la precariedad de un pueblo devastado por la guerra, pero que interpela a los ¡Miserables gallinazos hambrientos de poder! / que el fin solo tiene inicio: es interminable. / Pronto sus cuerpos / serán rocas golpeadas, una y otra vez, / por la furia de las olas.


Esta antología además nos trae “Las pieles del edén” 2007, “Ciudad Ajena” 2015, y “Siete ñustas” libro inédito, con cierto tono épico-telúrico.


II. ALBAS A ORFEO de Úrsula Alvarado


Belleza y poder. Son palabras que revisten el libro de Úrsula Alvarado. Se trata de 10 cantos y una advertencia-declaración. Son cantos de amor y libertad, de pasión y de gloria, de éxtasis y remanso. En clave confesional, nos devela el sentido de su cantar. El uso de un monólogo interior, a guisa de desiderata, dotan de ritmo como vida y forma en la naturaleza que Úrsula dota a cada texto.


La pulsación cardiaca, la respiración y la marcha o recorrido marcan el paso o el pulso. Lo que me da atisbos de una clara evolución respecto al uso del lenguaje poético: Canto a la hoja que cae (2021).


El ritmo está presente en todo sentido y trasciende un contexto determinado. Dota de coherencia y posibilidad a la relación texto – lector, equiparada a la relación arte - hombre.


En el libro el deseo se atropella, mas no las palabras y su fluir delicioso delicado, más aún, ante el regocijo de saberse correspondida, de asir la complicidad del amado amante, indiferentes y blindados ante el paso brumoso del tiempo y su jauría, la fugacidad del agua entre los dedos.


Encierra una serie de referencias de contextos personales y familiares. De corte intimista pero magistralmente elaborado. Cantos de celebración al amor, a la vida y, pero también al otro, al prójimo, al personaje que trasciende el mito. Canto de fe y de redención. En efecto es poesía para el ojo que sabe mirar.


III. FURTHER de David Jiménez


Desde el título reta o advierte al lector: la poesía nos producirá “adicción”.

Es quizá el más regular de los libros de la colección, en el sentido de que logra sostener el ritmo y nivel de calidad de los poemas.


Pierrot le fou 

La locura es un campo de batalla 

La belleza también lo es  

Cuando dos cuerpos se enredan sobre la arena 

Y el secreto los cobija 

La música el baile la velocidad 

Todo deja huella como una sonrisa o un tatuaje 

La pasión nunca es anónima 

Saber es fascinar 

No hay espacio para silencios ni espejos 

Ellos vorazmente construyen 

Un laberinto cerca del mar 

La vida a veces es como los poemas 


El último poema habla del poeta Josemári Recalde, cuya muerte, producto de un incendio cuando apenas tenía 27 años, ocurrió a un mes de haber publicado su primer poemario: Libro del sol.


IV. ACOPLE EN EL MAR DEL COSMOS de Pablo Salazar-Calderón


Si de soltura se trata, contra este libro solo “compite” Further.

Existe una preocupación por hallar un código de habla o lingüístico, que lo conmina a soltarse, a explorar el lenguaje. En clave de guion narrativo (con sus pausas y sus pautas) nos trasmite gran nostalgia urbana como simbología del peruano: ENATRU, Rin, tocacasset. Añoranza de regresar a casa, no necesariamente a la Arcadia, sino a alguna casa. Nos cuestiona, ¿qué somos como sociedad?

Es un viaje donde la canción o mejor aún el poema es el destino.


Le hicieron un forado a nuestro vehículo

pero El Espacio mantuvo su distancia

No pasó a la cabina

No intentó sentarse en el asiento donde yo me encuentro

El Espacio no nos intervino

Llevamos un salvoconducto autodidacta

El forado fue un pensamiento

sobre cómo medir el frío sin asistencia técnica

Es cagarnos de miedo por tener tantas ideas

El forado es la historia de un pensamiento extraterrestre

El Espacio no se atreve a intervenirnos.


Tiene muchos rostros por descubrir. Rostros como mundos de euforia y de recuerdos. Contrapunto entre el yo poético Carl Salazar, copiloto, con el epígrafe de Carl Sagan sobre la Tierra en el océano del cosmos. La intertextualidad impera en este mar del cosmos. El vehículo pilotado es la poesía, que viaja en el tiempo, a través de la música, los juegos y universos que se retroalimentan de recuerdos como una memoria visionaria o profética.


V. CHATEO CON BELLI de Luis Boceli


Destaca la versatilidad de su propuesta, el juego de palabras deconstruyendo el lenguaje para construir el propio. Poesía experimental dirán algunos, pero la poesía es fuego.

Da cuenta del oficio del poeta que es asir el instante. Con las múltiples referencias como Martín Adán, Vallejo, Rodolfo Hinostroza, Rimbaud, Parra del Riego, Carl Sagán, hasta estrellas del basketball como Michael Jordan o DJs como Boris Brejcha o Armin Van Buren.

De seguro desde el título el guiño mayor sea a Carlos Germán Belli, en efecto se trata de un moderno diálogo un chateo -apurado, vehemente, franco- con el poeta mayor.

Quizá tributario del vanguardismo, del surrealismo o del algún ismo, destaca su valor al enfrentar la página en blanco con soltura, imaginación y honestidad para tratar temas del entorno familiar.


Sentí que un rayo

(…)

Cuando escribía el epitafio sentí tu corazón alado

Que me miraba abuelo Guillermo

Pichón lleno de paz y pureza cristalina abrazando la tristeza

Y sonó el manantial de las constelaciones

Abuela Rosa llamándote a su regazo

Coro de ángeles cantando la música de los girasoles

Diapasón, compás, cuitas de la guitarra llorona

Y en tus ojos como cuerdas vi los ángeles del paraíso invisible

Aleteando como auroras boreales en La Cascada

La Cascada; caídas de agua golpeando los ojos vidriosos

De la multitud que te cargaba

Cristo Castro Costra observándonos desde el Raca Rumi

Arcoíris hincando las moribundas venas paisanas

Y divisándote en el reflejo abuelo Guillermo

En tu silla reclinable de colores, como un niño con su risa que juega en los alrededores

Hasta pronto Abuelo

Abuelo niño emprende el vuelo

Y una estrella se dibuja en la transparencia de la acequia

Es la abuela, es la abuela que nos mira, que nos mira, estrella.


VI. CABOS SUELTOS de Wilver Moreno Tineo


Comporta un reto esculcar este libro. Con algunas referencias a R. Hinostroza, hay un cuidado de la palabra exacta y una apuesta por la prosa poética. Abarcando temas relativos a la muerte y al eterno retorno o la vuelta al origen, concluyentemente reflexiona:


—Es inútil, mi hermano, escribir en estas circunstancias. Es inútil detenerse en poemas cuando alguien yace en un ataúd. Es inútil y estúpido persistir en las palabras cuando hay verdadero dolor y verdadera pérdida. Es inútil, mi hermano, seguir escribiendo con estas intenciones—. NECROPSIA.


Combinando con pericia la erudición y el desenfado nos invita a imaginar mundos cotidianos y dentro de esos, otros mundos innombrados, pre-sentidos.

En efecto: El poema es sobre eso, sobre la lucha contra el poema.


Marx Espinoza Soriano**

(Huancayo, 29 de junio de 2023)


** Marx Espinoza Soriano (Jauja, 1980) es abogado por la Universidad Peruana Los Andes, con Post Grado en Regent University - EE.UU. Ejerce el periodismo cultural en medios radiales, escritos y digitales. Ha publicado las plaquetas Legítima Utopía, Hamor, Amaru, las revistas Mototaxi, Alevosía, el libro objeto Lagarto azul (2013) y el poemario Donde mora el río (2022). Es miembro fundador del grupo Impala, poesía total.

87 visualizaciones0 comentarios
bottom of page